El servicio de Naming está orientado a empresas y organizaciones que quieren revisar o iniciar un proceso de construcción de marca.

En ese proceso se determina el nombre de la marca como parte de un procedimiento creativo, pero también de un procedimiento analítico, de manera que lo resultante se encuentre alineado con la estrategia y valores que el cliente desea transmitir. Tras un buen proceso de naming, el cliente cuenta con el desarrollo de un elemento diferenciador básico, su marca, a partir del cual habitualmente se inician proyectos para el desarrollo de esa nueva identidad corporativa, que incluye elementos como selección de pantones, tipografías, desarrollo de aplicativos digitales (pies de correo electrónico, avatares y cabeceras de redes sociales, etc), y aplicativos de imprenta básica (tarjetas de presentación, carpetas, merchandising, etc).

Proyectos de naming realizados